lunes, 12 de enero de 2015

VICEPRESIDENTE Y CONSEJERO REGIONAL ENFRENTADOS. EL PRIMERO NO CONOCE SIGNIFICADO DE MERITOCRACIA


Mufarech, hoy consejero por la provincia de Huaura y Juan Chong , vicepresidente regional, han hecho pública sus diferencias por la designación de funcionarios de la Oficina Zonal Lima Sur. El motivo, una supuesta disputa por poner a gente de confianza en dicho cargo donde inicialmente se designó a Francisco Javier Sotelo Justo, allegado a Mufarech y posteriormente se oficializó en el cargo a Pedro Minaya cuya afinidad con Juan Chong es bastante sabida (ambos provienen del PPC).

Mufarech se habría tomado muy a pecho sus diferencias con Chong a quien, a través de su cuenta en Facebook, le ha recordado episodios nada agradables de su pasado, en los que criticaba a Nelson Chui y su empresa constructora se vio envuelta en gravísima denuncia; entre tanto, el aludido ha calificado de “comentarios desatinados” todas esas apreciaciones. Asimismo, le ha precisado que “la función del consejero no es poner gerentes sino la fiscalización. Vamos a aclararle eso (a Mufarech). Tendrá que reconsiderar su actitud y yo seguiré respetando a mis mayores”, ha señalado.
Chong, no obstante, no se hace problemas al admitir que amistades suyas vienen copando importantes puestos en el sur de Lima Provincias, como es el caso del médico Leonardo Budd Yacila en la dirección de la red de Salud Cañete y de Wilfredo Sánchez, en la red de salud Chilca Mala. Sobre el primero, el vicepresidente destacó “la honestidad del doctor Budd que es amigo de mi padre y yo conozco muy bien”, mientras que del segundo sorprendió al denominar “un acto de meritocracia” tal designación, ya que se trata, dijo, “de nuestro secretario provincial del movimiento La Familia”.
Por lo visto, si ni siquiera conoce el significado de “meritocracia”, Chong tampoco se preocupará en proponer su aplicación en esta segunda gestión presidencial de Nelson Chui, sobre todo, si tenemos en cuenta que eso le costaría el puesto a sus amigos.
Chong Campana, ex crítico de Chui, dice que hoy ha asumido el rol de ser “ojos y oídos del presidente regional en Cañete” y que le bastarán seis meses para demostrar su trabajo; tiempo durante el cual ha pedido “tranquilidad”, seguramente refiriéndose más que todo a Mufarech cuya reacción tras lo declarado por el vicepresidente es aún una incertidumbre. Lo llamamos esta mañana, pero no contestó.
Finalmente, y a todo esto qué dirá el, por segunda vez, presidente regional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario